Archivo de la categoría: Project Manager

El Bauteam

Un desarrollo interesante de la planificación de un proyecto intentando incorporar tempranamente a los actores implicados.

Edificación y Management | ecallejón

logo-bauteam-blancoynegro

El Bauteam es un sistema de trabajo en construcción, basado en la colaboración intensa entre las partes implicadas en el proyecto: cliente, proyectista y contratista. El Bauteam levanta la bandera de la cooperación como base de trabajo, con el objetivo de optimizar el proyecto a través de la aportación y confrontación de ideas por parte de todos los participantes del equipo.

En el post anterior, se presentaba el concepto y la filosofía de este sistema de trabajo. Este método, importado de Países Bajos, ha sido usado en Alemania en proyectos de toda índole. Sin embargo, una vez conocida la parte teórica del Bauteam, surgen dudas, ya que es un sistema poco habitual de trabajo. ¿Es de fácil aplicación? ¿Depende de la actitud de sus integrantes o del tipo de proyecto? ¿Qué habrá que evaluar para deducir si es posible implementarlo en un proyecto de construcción?

Este segundo post de la…

Ver la entrada original 2.147 palabras más

Anuncios

Diez razones para no realizar proyectos internacionales (1 de 2)

(Este es un resumen de mi ponencia en las IX Jornadas de Dirección de Proyectos organizadas por el Capítulo de Valencia del PMI al que agradezco la oportunidad que me brindó.)

Realizar proyectos fuera del país de origen o coordinando a stakeholders de diferentes naciones es un gran fuente de oportunidades. Sin embargo, como en todo proyecto, es necesario medir bien los riesgos si queremos tener éxito en la empresa. A continuación, voy a destacar 10 de ellos que no son tanto del lugar en el que pretendemos realizar el proyecto sino de la organización que quiere llevarlo a cabo. Un proyecto internacional requiere, entre otras cosas, un cambio en la forma de entender nuestro entorno.

Vuelo internacional

Project Manager en asignación internacional

– Creemos que tenemos un producto o servicio imbatibles. Hace años que la globalización económica se ha extendido por el planeta por lo que se debe comprobar cuál es el el mercado al que nos dirigimos y analizar a nuestros competidores. Hoy en día, si no hay un servicio como el nuestro en un determinado lugar es porque no hay clientes interesados, porque las necesidades se cubren con otro servicio distinto u, ojalá, porque realmente somos los primeros.

– Aplicamos los mismos ratios de uso de recursos y velocidad de ejecución que en nuestro lugar de origen. No tenemos registros de cuántas veces pedimos ayuda a personas o proveedores que, inicialmente, no estaban asignados al proyecto y nos solventan con rapidez situaciones no previstas. A miles de kilómetros de casa y en un país desconocido, esto puede volverse difícil. Por decirlo de alguna manera, en casa contamos con capacidad excesiva mientras que en un proyecto internacional, especialmente, si es el primero en ese país, es más bien al contrario.

– Conoce bien los costes en su país de origen. Pero debe tomar datos de campo. Nos vamos a llevar grandes sorpresas: unas positivas y otras negativas. Si hace eso, reducirá en gran medida el riesgo del proyecto aunque ello tiene un coste porque hay que ir al lugar a enterarse. Aprovechando un vocablo japonés, hay ir al gemba.

– Pensamos que los países emergentes tienen costes inferiores a los de los países de la OCDE. Sólo con visitar un mercado, se llevará algunas sorpresas. Entre otras cosas, sus economías están en crecimiento con altas tasas de inflación y la mano de obra cualificada puede ser escasa para el nivel de actividad que soporta el país. Ahora que sabemos lo que es el gemba, repito la recomendación anterior.

– Creemos que el proceso de entrada de nuestro producto en el país será barato y rápido. Y que las aduanas no existen. Esto no es cierto en absoluto. Aunque hay muchas facilidades para el comercio internacional, es una disciplina muy compleja. Déjese asesorar por expertos.

Y la semana que viene, otras cinco razones.

IX Jornadas de Dirección de Proyectos del Capítulo de Valencia del PMI

El próximo 29 de noviembre, se celebrará la IX Jornada de Dirección de Proyectos en Valencia. La organización corre a cargo del Capítulo de Valencia del PMI. Se van a tratar temas de rabiosa actualidad como casos de internacionalización de proyectos y gestión de costes. Además, celebraremos proyectos relevantes que se han llevado a cabo en el la ciudad y su entorno. Con estas actividades se pretende, por un lado, que los directores de proyecto podamos mantenernos al día en cuanto a técnicas de dirección de proyectos. Por otra parte, tratando sobre proyectos singulares, se intenta dar a conocer todo lo que pueden aportar los project managers a sus organizaciones y a la sociedad en general.

Más información en IX Jornadas de Dirección de Proyectos. Yo voy a estar allí y espero poder veros. Bueno, la verdad es que me han invitado a una de las ponencias.

Atención a los detalles en los proyectos

Decididamente, la diferencia está en los detalles. Un Mercedes y un 600 sirven para lo mismo. Sin embargo, existen algunos detalles que los hacen diferentes.

    

Por eso, cuando dirijo proyectos, procuro no dejarme los detalles. Los paquetes de trabajo mayores están mejor descritos y hay más recursos para informarse (internet, bibliografía, consultas a expertos, …). Es mucho más fácil encontrar contratistas dispuestos a realizarlos puesto que son los entregables de mayor valor económico. Además, son los más vistosos. ¿Cuántas veces habéis visto levantar una estructura, cerrar la fachada y escuchar a continuación que ya está casi todo hecho? Cada vez que lo escucho, contesto que, como mucho, se ha cubierto la mitad del proyecto. Siendo optimista porque, en instalaciones industriales complejas, ni siquiera eso.

Sin embargo, hay trabajos que no despiertan tanto interés, hay mayor tendencia a dejarlos atrás o ejecutarlos con menor nivel de detalle. Es difícil encontrar a personas o contratistas que puedan realizarlos bien. y, sin estos paquetes, el entregable final queda incompleto. Y es por eso que se dice aquello de que el 90% del trabajo requiere el 90% del tiempo y el 10% restante requiere ¡otro 90% del tiempo!

Se debe dar importancia y visibilidad a esos trabajos menores desde el principio para que todo el equipo de proyecto entienda que esos entregables son también necesarios para el éxito del proyecto. Yo siempre he encontrado bastante difícil el manejo de las interferencias entre paquetes ejecutados por diferentes personas, equipos o contratistas. Por ejemplo, en la puesta en marcha de una instalación, el momento en que coinciden el final de las obras de construcción y comienza el uso de la misma en producción es un momento delicado y apenas representa una fracción de la duración del proyecto. Pero una mala ejecución de ese paso dará un fracaso como resultado. Y esto es algo sobre lo que no hay manuales y para lo que no conoczco ningún contratista, o sea, que lo preparamos en mi equipo con nuestros propios recursos. ¿Un nicho de mercado?

Todo esto son detalles que diferencian un proyecto mediocre de un proyecto sobresaliente y convierten un 600 en un Mercedes.

Consejos para detectar a un project manager que se pone de perfil.

He encontrado en mi vida muchos tipos de personas y profesionales y quería dedicar esta entrada a todos aquellos project managers que se ponen de perfil con la sana intención de sacar adelante su proyecto sin sufrir demasiado. Quiero deciros desde aquí que, como en otras actividades, para conseguir resultados extraordinarios, hay que realizar acciones extraordinarias. Y ponerse de perfil durante la ejecución del proyecto no es una actitud extraordinaria. Es la actitud que corresponde a un project manager gris que no aspira a destacar ni a que su aportación sea clave en el desarrollo del proyecto. Por supuesto, hay otros profesionales que se ponen de perfil pero ya sabéis que a mi me gusta más hablar de la dirección de proyectos. Si quieres aprender a detectar a un project manager que se pone de perfil, sigue leyendo.

Sigue leyendo