Archivo de la etiqueta: calidad

Atención a los detalles en los proyectos

Decididamente, la diferencia está en los detalles. Un Mercedes y un 600 sirven para lo mismo. Sin embargo, existen algunos detalles que los hacen diferentes.

    

Por eso, cuando dirijo proyectos, procuro no dejarme los detalles. Los paquetes de trabajo mayores están mejor descritos y hay más recursos para informarse (internet, bibliografía, consultas a expertos, …). Es mucho más fácil encontrar contratistas dispuestos a realizarlos puesto que son los entregables de mayor valor económico. Además, son los más vistosos. ¿Cuántas veces habéis visto levantar una estructura, cerrar la fachada y escuchar a continuación que ya está casi todo hecho? Cada vez que lo escucho, contesto que, como mucho, se ha cubierto la mitad del proyecto. Siendo optimista porque, en instalaciones industriales complejas, ni siquiera eso.

Sin embargo, hay trabajos que no despiertan tanto interés, hay mayor tendencia a dejarlos atrás o ejecutarlos con menor nivel de detalle. Es difícil encontrar a personas o contratistas que puedan realizarlos bien. y, sin estos paquetes, el entregable final queda incompleto. Y es por eso que se dice aquello de que el 90% del trabajo requiere el 90% del tiempo y el 10% restante requiere ¡otro 90% del tiempo!

Se debe dar importancia y visibilidad a esos trabajos menores desde el principio para que todo el equipo de proyecto entienda que esos entregables son también necesarios para el éxito del proyecto. Yo siempre he encontrado bastante difícil el manejo de las interferencias entre paquetes ejecutados por diferentes personas, equipos o contratistas. Por ejemplo, en la puesta en marcha de una instalación, el momento en que coinciden el final de las obras de construcción y comienza el uso de la misma en producción es un momento delicado y apenas representa una fracción de la duración del proyecto. Pero una mala ejecución de ese paso dará un fracaso como resultado. Y esto es algo sobre lo que no hay manuales y para lo que no conoczco ningún contratista, o sea, que lo preparamos en mi equipo con nuestros propios recursos. ¿Un nicho de mercado?

Todo esto son detalles que diferencian un proyecto mediocre de un proyecto sobresaliente y convierten un 600 en un Mercedes.

Anuncios